top of page

6 tips para bailar mejor

Aprender a bailar es un proceso que te ayuda a mejorar en todos los aspectos de tu vida. Pero a veces se hace difícil arrancar y otras tantas se complica mantener la actividad y ser constante en este camino. Por eso acá te comparto algunos consejos para bailar más libre y mejor sin perder la motivación.


1) Darte permiso para bailar

El primer paso para aprender a bailar es una acción interna. Quizás siempre quisiste bailar, pero no te animas a anotarte en una clase de baile por miedo a hacer el ridículo. Respira profundamente y conéctate con tu alma, sonríe por dentro y dile a esa parte interna tuya que tiene miedo: “Te doy permiso para aprender a bailar” Y luego, da el primer paso sin auto exigirte.

2) Encontrar la clase y la maestra (o el maestro) ideales para ti

El baile de tu elección debería ser un tipo de expresión que te fascine y que te haga sentir feliz. Si siempre te imaginaste bailando tango, entonces ese es tu baile. Si tus pies no pueden resistir moverse cuando escuchas música latina, entonces lo tuyo es la salsa. Por otro lado, un buen profe de baile no solamente enseña pasos y técnica de baile, sino que también es una persona que apoya tu aprendizaje con positivismo, paciencia, respeto, consejos y entusiasmo. Es alguien que te apoya para que descubras y liberes a tu bailarín o bailarina interior.

3) Seguir los consejos de tus maestros de baile

Aprovecha su guía y conocimiento. Escucha con atención sus consejos, confía en lo que te dice y trata de recordarlo las siguientes clases para ir incorporándolo de a poco. No te pongas a la defensiva si te corrigen, al contrario, presta atención y pregunta cómo puedes mejorar.

4) Bailar en un ambiente que celebre todos los tipos de cuerpos

¡Un clima de buena onda entre los alumnos es clave! Así se apoyan y ayudan en el proceso de aprendizaje entre ustedes. Si estás en una clase que se rige por las críticas, los comentarios negativos y la envidia… ¡Salí de ahí corriendo y busca otro lugar que sea más sano para ti!

5) Observar con atención a los bailarines que te inspiran

Mirando atentamente podemos aprender muchísimo. Fíjate qué te gusta de los bailarines, observa cómo mantienen su postura y su equilibrio. Presta atención a cómo hacen transiciones entre diferentes movimientos, ritmos, estados y energías, y si descubres algo específico que te gustó, pruébalo la próxima vez que estés en una clase o bailando a donde sea.

6) Tener hábitos saludables y relajarse

Tu cuerpo es tu instrumento, para bailar ¡Y para casi todo lo que haces! Para funcionar mejor nuestro cuerpito necesita descanso, buena alimentación, tomar mucha agua y relajarse cada tanto para renovarse y seguir adelante. El primer paso para bailar con fluidez y gracia es liberar tu cuerpo de las tensiones habituales. El estrés, las preocupaciones, una vida demasiado ajetreada, las emociones y los pensamientos negativos afectan tu cuerpo y su capacidad para bailar con armonía. Para liberar tu cuerpo de estos efectos, incorporá a tu vida alguna disciplina de relajación.

72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page